por
Jun 17, 2021 | Gestión Hotelera | Reading Time: 6 minutes

Staycation. Una rápida búsqueda de tendencias en la industria de la hotelería o de prácticas que ayuden a afrontar la crisis que se ha instalado en el sector debido a la pandemia apunta a este término, que no era muy conocido  hasta el año pasado.

Pero, ¿qué es la staycation? La staycation puede definirse informalmente como «ir de vacaciones en casa» o «ser turista en tu propia ciudad». Tal vez más conocido por algunos como turismo interno, el concepto ha cobrado impulso en el mundo en el último año.

Muchos hoteleros, debido a las diversas restricciones de la pandemia -como las cancelaciones y los cambios en los viajes y desplazamientos- comenzaron a centrar sus estrategias en el público local como alternativa para mantener la ocupación y generar ingresos.

El hecho es que muchos hoteleros han dirigido sus ofertas a los turistas que viven al lado, en la misma ciudad o en una región cercana. Este movimiento de turistas fue captado por el mercado y, como era de esperar, dio lugar al desarrollo de ofertas para atender a este público, que necesitaba y podía salir de casa por un tiempo para «respirar aire nuevo», respetando todos los protocolos.

Para compensar el período de puertas cerradas, los hoteles, que crearon servicios y experiencias atractivas para sus compatriotas, han conseguido recuperar parte de las pérdidas y mantener sus tarifas e ingresos un poco más equilibrados.

¿Eres de los que han estado «surfeando esa ola»? ¿Aún no?

Que es staycation: la tendencia que ha llegado para quedarse

Vivimos tiempos que exigen la reinvención de la industria hotelera y turística. La staycation es una de las tendencias que, con toda seguridad, ha llegado para quedarse. Déjame explicarte.

¿Recuerdas la búsqueda rápida que mencioné al principio? Aunque el término ya es bien conocido en el extranjero, la estrategia de centrarse en el turismo local ha sido ampliamente adoptada en todo el mundo.

Datos y hechos sobre la staycation

  • Un artículo de Bloomberg de diciembre de 2020 ya preveía que los staycationers (simpatizantes de la staycation) podrían impulsar las tasas de ocupación en Estados Unidos y Europa hasta un 25% en comparación con abril del mismo año.

 

  • Otro artículo estadounidense de octubre de 2020 explica que es staycation y presenta la staycation como el salvador de la patria para los hoteles de la ciudad de Los Ángeles. El Director de Marketing del Ritz-Carlton de Los Ángeles dijo que «el modelo de negocio al que estábamos acostumbrados desapareció de la noche a la mañana». Así, los hoteles de la ciudad han cambiado sus estrategias y han visto aumentar su ocupación con «turistas locales deseosos de pasar un tiempo fuera de casa». La oficina de turismo de la ciudad ha ideado incluso una acción especial para impulsar la staycation: «LA Love», una campaña en la que los turistas tienen acceso a numerosas ofertas, entre ellas descuentos en tarifas diarias de habitación y en la comida.

Por lo tanto, estos informes ilustran el escenario favorable para el turismo interno y cómo el negocio hotelero ha aprovechado y puede beneficiarse de este movimiento .

Muchos hoteles empezaron a ofrecer paquetes de servicios y experiencias especialmente diseñados para quienes viven a pocos kilómetros. Hoy en día, el movimiento puede verse en hoteles de todo el mundo.

experiencia en spa

Crear una oferta para tu público local

Del uso diurno a la estadía prolongada: cómo la staycation ayuda a tu hotel a recuperarse en este periodo

Repasando los conceptos básicos:

Uso Diario: modalidad de servicio en la que el huésped puede disfrutar de las áreas y servicios del hotel, sin pernoctar. Por un valor inferior a la tarifa diaria, es posible disfrutar de las piscinas, los spas, los restaurantes y otras estructuras del hotel, como si estuviera alojado.

Estadía Prolongada: también conocida como larga estadía, que también tuvo un crecimiento notable durante el periodo de la pandemia, especialmente para los alojamientos con espacios al aire libre, en plena naturaleza y con alojamientos que favorecen el aislamiento social.

Así, el Uso Diario puede ser la puerta de entrada para que los turistas nacionales conozcan el hotel y vivan experiencias agradables que despierten el deseo de volver -o alargar- para una estadía más prolongada. En otras palabras, ¡una cosa puede llevar a otra!

Hoy en día, se hace un uso más estratégico de este tipo de tarifa diaria, que, durante mucho tiempo, se vio solo como una alternativa para generar ingresos en periodos ociosos -temporada baja, días concretos con menos ocupación, etc.

Una oferta de Uso Diario con el objetivo de atraer nuevos huéspedes y añadir valor al hotel es una mejor opción en el escenario actual que simplemente llenar el hotel con «huéspedes por un día» en busca de ingresos inmediatos.

Atención en la oferta del Uso Diario

Para crear una oferta de Uso Diario para tu hotel, te recomiendo tomar algunas precauciones:

→ Ten en cuenta a qué público irá dirigido y qué valora este perfil: si es la exclusividad, el descanso, el aislamiento, etc. Lo ideal es estudiar cómo y si tu centro turístico puede satisfacer estas demandas.

→ Ofrecer servicios en los que tus huéspedes puedan, en ese espacio de tiempo, disfrutar de lo mejor que ofrece el lugar. Para hacer atractivo y rentable el Uso Diario, los hoteles han invertido en paquetes de experiencias diferenciadas – desde las gastronómicas hasta las de ocio, bienestar, salas de oficina y otras que surgen continuamente. Los hoteleros se han esforzado por ofrecer diferentes servicios con los recursos que dispone su hotel.

un homem usando mobil en el hotel

→ Haz que la oferta sea clara y esté alineada: con el huésped y con tu equipo.

Definir :

  • lo que se pondrá a disposición del huésped
  • el horario en que el huésped podrá utilizar la estructura
  • qué comodidades y atenciones recibirá durante el periodo
  • cómo se le informará de todo

Todos estos son puntos importantes que hay que planificar.

Es igualmente importante alinear cómo se comportará la operación interna al servir a tus «huéspedes por un día» (cómo se hará el control de acceso, el consumo, etc.). Esta planificación sirve para evitar cualquier impacto negativo en la percepción del servicio por parte del cliente.

¡También se debe a que el efecto que buscas despertar es totalmente contrario! Es ir más allá de lo positivo, cautivar a ese huésped que vino a conocer tu estructura y dejarle ese «sabor de querer más».

El consejo clave aquí es aprovechar la tendencia del turismo interno a tu favor y convertirse en un lugar en el que la gente quiera estar a menudo, ya sea por un periodo del día, ya sea para almorzar o cenar, un fin de semana o más.

Para ello, es necesario pensar a largo plazo, en la fidelidad de este huésped.

Para convertirse en el objeto de deseo del turista local, te aconsejo no vender una tarifa diaria, sino, vender una experiencia.

Uso Diario vs. Experiencia

¿Hay alguna diferencia? ¡Claro que sí! Cada día, la industria de la hotelería deja de ser una industria de servicios para convertirse en una industria de experiencias.

Esto tiene un nombre y una teoría: Economía de la experiencia, de Pine y Gilmore. Y no es algo nuevo, aunque sea un poco más reciente en la hotelería. Lleva muchos años en práctica en Disney, un referente en cuanto a la experiencia del cliente.

En resumen, la calidad y la satisfacción se convierten en el nuevo «mínimo» aceptable. Los clientes quieren experiencias memorables que puedan llamar suyas, algo más allá del nivel de «servicio». Quieren un nivel superior dentro de una escala de progresión del valor económico: la «experiencia».

Los huéspedes de hoy en día no solo miran los hoteles desde el punto de vista de «estoy pagando por acceder a una habitación con una infraestructura satisfactoria» . Quieren acceder a una experiencia: una acogida en el check-in, un detalle a la llegada, un servicio que supere las expectativas, etc. Y esto no solo se espera en un hotel de lujo.

Si esto ya ocurría antes de la pandemia, ahora más que nunca, los huéspedes no solo buscan una habitación. Quieren experimentar algo diferente a sus rutinas, al aislamiento y a todo lo que este impone.

Entender que es staycation y cómo puedes trabajar en tu negocio, creando ofertas de Uso Diario, Estadía Prolongada y otras diversas que ya han sido practicadas por el mercado, es esencial para la supervivencia del negocio.

El viaje del Uso Diario al Staycation

Piénsalo conmigo: creas un paquete de Uso Diario tan maravilloso que tu invitado queda encantado, hasta el punto de querer prolongar la visita y quedarse a dormir. Eso es bueno, ¿verdad? Eso es staycation. 

Además, también creas un paquete para fomentar más pernoctaciones: si te quedas 3 noches, la 4ª es gratis. Tu huésped, ya impresionado por la experiencia de Uso Diario, acepta prolongar su estadía. Y después de la 4ª noche, se va y recomienda tu hotel a medio mundo de personas e incluso vuelve, convirtiéndose en un asiduo de la casa.

Es una reacción en cadena.

Por eso hay que planificar todo con el máximo cuidado, ¡para hacerlo bien desde la primera impresión! Los huéspedes son cada vez más exigentes, pero están igualmente dispuestos a pagar más para tener acceso a ofertas diferenciadas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte con tu red esta nueva tendencia que es staycation!

thais_bandinelliSobre la autora: Thais Bandinelli es Administradora y Especialista en Gestión Hotelera, estudiante del Máster en Turismo y Hostelería, apasionada por el estudio de la Hotelería y la Gestión de la Experiencia del Huésped. Por el perfil @hospitalidadedigital en Instagram, comparte consejos de gestión y hospitalidad para hoteles y empresas con actitud hospitalaria y ofrece servicios encubiertos de atención al cliente para hoteles, diagnóstico organizativo, tutoría y formación.

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share this